Se ha inaugurado la exposición de la pintora Gayane Matevosyan “Disfrutar de la naturaleza” en la Caravanera internacional de cultura de Ikuo Jiroyama.

Se ha inaugurado la exposición de la pintora Gayane Matevosyan “Disfrutar de la naturaleza” en la Caravanera internacional de cultura de Ikuo Jiroyama. La exposición presenta unas 60 obras de la autora.

Gayane Matevosyan es
la maestra talentosa, dibujante, exquisito profesional del arte sumi-e, la única pintora en Uzbekistán, quien escribe la caligrafía japonesa. Desde el 2016 ella sigue organizando los talleres de pintura japonsa de la técnica sumi-e en la Caravanera internacional de cultura de Ikuo Jiroyama.

La mayoría de las obras de Gayane en el tiempo de cuarentena dedican a la naturaleza.

La naturaleza es la mejor fuente, que inspira a los pintores. Desde muchos años trabajo en el arte sumi-e, empezaba ver y valorar a la belleza natural con detalles desde la primera vista. Cuarentena empezó, cuando llegaba la primavera a mi país, se renovó toda la naturaleza, todo se floreció. Me parece, que gracias a la cuarentena la naturaleza descansó de la humanidad. Es imposible mirar a esa belleza y no pintarla.

Spanish
Chinese
Turkish
Tajik
Kyrgyz
Turkmen
Japanese
Arabic
English
French
Spanish
Русский
German
Ўзбек
Oʻzbek
Қазақ
La exposición de las obras del período de cuarentena
Маданият
08:29 / 27:08:2020
Se ha inaugurado la exposición de la pintora Gayane Matevosyan “Disfrutar de la naturaleza” en la Caravanera internacional de cultura de Ikuo Jiroyama. La exposición presenta unas 60 obras de la autora.

Gayane Matevosyan es
la maestra talentosa, dibujante, exquisito profesional del arte sumi-e, la única pintora en Uzbekistán, quien escribe la caligrafía japonesa. Desde el 2016 ella sigue organizando los talleres de pintura japonsa de la técnica sumi-e en la Caravanera internacional de cultura de Ikuo Jiroyama.

La mayoría de las obras de Gayane en el tiempo de cuarentena dedican a la naturaleza.

La naturaleza es la mejor fuente, que inspira a los pintores. Desde muchos años trabajo en el arte sumi-e, empezaba ver y valorar a la belleza natural con detalles desde la primera vista. Cuarentena empezó, cuando llegaba la primavera a mi país, se renovó toda la naturaleza, todo se floreció. Me parece, que gracias a la cuarentena la naturaleza descansó de la humanidad. Es imposible mirar a esa belleza y no pintarla.