English
Chinese
Turkish
Tajik
Kyrgyz
Turkmen
Japanese
Arabic
English
French
Spanish
Русский
German
Ўзбек
Oʻzbek
Қазақ
El derecho a la intimidad está protegido por la Constitución
08:29 / 2022-07-28

El concepto de valor humano significa, en primer lugar, los derechos y libertades personales, el honor, la dignidad de una persona, la autoridad y el estatus en la sociedad. En el proyecto de ley constitucional "Sobre la introducción de enmiendas y adiciones a la Constitución de la República de Uzbekistán", los derechos y libertades personales de una persona se amplían con los principios del valor humano.

Por ejemplo, el artículo 27 de la Constitución vigente establece: “Cada persona tiene derecho a la protección contra los atentados contra su honor, dignidad, injerencia en su vida privada, inviolabilidad de su domicilio.

Nadie tendrá derecho a entrar en un domicilio, efectuar un registro o reconocimiento, violar la intimidad de la correspondencia y de las conversaciones telefónicas, salvo en el caso y procedimiento que determine la ley”.

En el proyecto de Ley Constitucional, este artículo se complementa con normas que prevén una protección más amplia de los derechos humanos, y queda así:

“Artículo 27. Toda persona tiene derecho a la inviolabilidad de la vida personal, a la protección de los secretos personales y familiares, a su honor y dignidad. Toda persona tiene derecho a la protección de los datos relativos a su personalidad.

Cada persona tiene derecho a la libertad y al secreto de la correspondencia personal, las conversaciones telefónicas y demás aparatos de telecomunicaciones, los mensajes postales y telegráficos. La restricción de este derecho sólo se permite en los casos y en la forma prescrita por la ley, sobre la base de una decisión judicial.

Toda persona tiene derecho a la inviolabilidad de su domicilio. No se permite la privación de la vivienda sin decisión judicial.

Nadie tendrá derecho a entrar en el domicilio de la persona, allanar o inspeccionar la vivienda o los bienes, salvo en los casos y en la forma que determine la ley”.

La norma propuesta en el proyecto es la posibilidad de garantizar la inviolabilidad de la vida personal de una persona por parte del Estado, es decir, la posibilidad de impedir la divulgación de información sobre un individuo, su personalidad y familia sin su consentimiento.

De acuerdo con las normas generalmente aceptadas, está prohibido recolectar o divulgar ilegalmente, sin el consentimiento del individuo, información sobre su vida personal que constituya un secreto personal o familiar, o difundir esta información al público, en una publicación masiva o en los medios de comunicación, o para otros fines.

Hoy, durante el período de la globalización, existen casos de recolección o difusión ilegal, sin el consentimiento del individuo, de información sobre la vida personal de una persona, que constituye un secreto personal o familiar. Según datos estadísticos, se sabe que los medios de comunicación individuales o los blogueros son responsables ante los tribunales por difundir información que degrade el honor y la dignidad de una persona.

Recientemente, se publicó información en uno de los medios que violó la regla de inviolabilidad de la vida personal, lo que provocó la indignación de muchas personas. Como se informó en la información, un funcionario responsable de Órgano Regional de Asuntos Internos (IAB) de Andizhán contribuyó con dinero a la recopilación de datos personales de casi 40,000 ciudadanos de la base de datos del IAB y al registro del código IMEI de 3618 teléfonos por 6,4 mil millones de sums en los pasaportes de terceros. En el resultado de acciones ilegales, no se pagaron pagos aduaneros por un monto de 1 billón 630 millones de sums.

Tales ejemplos dan testimonio de la pertinencia y necesidad vital de introducir nuevas reformas a la Constitución.

Ahora se definirá como norma constitucional el principio de inviolabilidad de la vida personal, necesario para la vida humana. La introducción de esta norma, correspondiente a reglas generalmente reconocidas, se convertirá en la base para la protección de los derechos humanos en temas particularmente sensibles. ¡Porque el valor de una persona en nuestro país es alto, sus derechos y libertades son sagrados!

Abdukamol RAKMONOV,

Vicepresidente del Consejo Político del 
Partido social-democráticos “Adolat”

UzA